Torre de Clacks


Cerca de Cuenca, en precario estado de conservación, todavía se puede ver una torre que pertenecía a la antigua línea del telégrafo óptico (o, como se conoce en otros lugares del multiverso, Torre de Clacks)

Torre de Clacks

Extraído de la Wikipedia

Telégrafo óptico:

En esencia, un telégrafo óptico es un utensilio diseñado para ser visto a gran distancia configurando diversas señales por medio de un mecanismo operado por una o varias personas. Colocando varias torres en cadena podía hacerse que cada torre repitiese el mensaje de la anterior, propagándose así y recorriendo grandes distancias en un tiempo muy inferior al que requería un mensajero a caballo.

Pero el proyecto de mayor envergadura en telegrafía óptica no llega sino cuando, quizá, ya es demasiado tarde. En 1844, por Real Decreto de 1 de marzo, se establece el marco para el nuevo trazado de telegrafía óptica en España a cargo de la Dirección General de Caminos, y siendo uno de los máximos responsables del proyecto José María Mathé Aragua, Coronel de Estado Mayor que había colaborado con Lerena en el proyecto de este último, y autor del modelo de telégrafo ganador del concurso abierto a tal efecto.
El proyecto, de titánicas dimensiones, pretendía unir Madrid con todas las capitales de provincia del territorio peninsular.

Debían utilizarse estructuras preexistentes para ahorrar recursos, en la medida de lo posible, y así se emplearon castillos, atalayas e incluso torres de iglesias cuando fue posible. Cuando esto no era viable, habrían de construirse torres ad-hoc, todas idénticas y según el estándar fijado por Mathé, de 7 metros de lado y 12 de alto. Además, las torres debían estar cada una a una distancia mínima de 2 leguas y máxima de 3, de la siguiente. Una distancia menor suponía construir más torres lo que implicaba un mayor coste. Una distancia mayor suponía mayor dificultad para divisar la torre anterior o posterior con los medios ópticos de la época (en medio de la foto se puede ver la siguiente)

En medio, la siguiente

La torre diseñada por Mathé estaba pensada como fortaleza, de modo que en caso de guerra el enemigo tuviese la mayor dificultad para interrumpir el sistema de comunicaciones. Constaba de 3 plantas cubiertas, y sobre la cubierta superior, plana, se ubicaba el telégrafo. Las torres presentaban en ocasiones un alambor desde el primer forjado hasta el suelo. En la primera planta, a nivel del suelo, por cada lado aparecen dos, tres o cuatro ventanucos abocinados de finalidad discutida. En algunos documentos se expresa que podrían servir para colocar los catalejos orientados a la siguiente torre, aunque el hecho de estar en una posición tan baja, y de existir en todos los lados y no sólo en aquellos orientados a las torres anterior y posterior, hace que quizá sea más lógico pensar que fuesen aspilleras para la defensa de la torre. En la segunda planta había una ventana en tres de sus lados, mientras que en la cuarta pared estaba la puerta. A la torre se accedía por esta puerta situada a unos 4 metros de altura por medio de una escalera de madera que se retiraba y guardaba en el interior, quedando la torre inaccesible desde el exterior.


Hundiéndose


Telégrafo óptico


2 comentarios:

xaxa dijo...

La última vez que vi una en uso los orcos sitiaban Minas Tirith
:)



manuelvh dijo...

Esta tenía pinta de que la hubiesen arrasado una orda de orcos, si. La verdad es que daba bastante penita

Si leyes a Terry Pratchett, la hubieses visto en uso más recientemente ;)



Publicar un comentario

Si tienes cualquier cosa que decir, estaremos encantados de escucharla

Puedes usar html simple (<a>, <b>, <i>)

Si tienes problemas para escribir tu comentarios, inténtalo usando el formulario alternativo (ver más abajo)




Entradas más recientes Entradas más antiguas control-zeta.es